Cómo enseñar a un perro a que venga cuando le llamas

Facebooktwittermail

Cómo enseñar a un perro a que venga cuando le llamas

Como enseñar a un perro a que venga cuando le llamamos

Que un perro acuda a nuestra llamada es una de las ordenes mas básicas e importantes que debemos de enseñar a nuestro perro. Y es que un perro que no venga cuando le llamamos puede ser peligroso para el ya que puede cruzar carreteras si vivimos en una ciudad o alejarse en exceso y desorientarse.

En este articulo de Tu Perro Hoy te vamos a dar los consejos para que aprendas cómo enseñar a un perro a que venga cuando le llamas.

La comida nuestro mejor aliado

Antes de empezar, os aconsejamos empezar a trabajar esta orden en espacios cerrados que no tengan muchos estímulos para el perro para que el aprendizaje sea mas efectivo.

Todos sabemos que la comida es una de las debilidades de los perros y en ellos nos vamos a basar para que nuestro perro aprenda que cuando le llamamos tiene que venir.

Cuando nuestro perro se encuentre lo bastante lejos nos agachamos con una chuche en la mano, abrimos los brazos para darle un buen recibimiento  y le damos la orden: ¡Luna, ven!. Mientras el perro este viniendo podemos reforzarlo con frases positivas como “buen chico”, “muy bien” o lo que se solamos decirle.

Debemos repetir el ejercicio varias veces al día durante al menos 2 semanas para que nuestro perro interiorice bien el aprendizaje.

A medida que vayamos progresando podremos hacerlo en espacios abiertos con correas largas para finalmente dar el gran paso a hacerlo sin correa en el parque por ejemplo.

Hay perros que no quieren premios ni comida cuando están en la calle, si es tu caso, te recomendamos darle menos cantidad de comida durante el aprendizaje para que tenga hambre y puedas trabajar a base de premios la llamada.

Errores que cometemos

Los propietarios de perros solemos ser muchas veces el problema por el que los perros no aprenden lo que queremos. 

Por ejemplo, un error importante es llamarlo siempre o casi siempre para hacer algo desagradable para el como, por ejemplo, ponerle la correa, bañarle o no permitirle que juegue. Un buen método para evitar esto es llamarle cuando este jugando y permitirle que vuelva al juego inmediatamente.

Otro error que cometemos, sobre todo si se trata de cachorros es acercarnos a ellos cuando les estamos llamando. Si hacemos esto el perro se lo tomará como un juego en el que tiene que escapar de nosotros y nos costará mucho enseñarle a venir cuando le llamemos.

Facebooktwittermail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies, haces clic en "Aceptar" o sigues navegando estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar