Golpe de calor en perros: Síntomas y actuación

Facebooktwittermail

Golpe de calor en perros

golpe de calor carlino

El golpe de calor en perros es una cosa que debemos tener siempre presente en los meses de verano, cuando las temperaturas son excesivamente altas.
Los perros no pueden decirnos cuando están llegando al limite y por ello tenemos que estar muy atentos de cualquier pista antes de que sea demasiado tarde para remediarlo.

Ellos no sudan como nosotros para regular la temperatura corporal. Su herramienta para combatir el calor es el jadeo y es mucho menos eficiente y rápida que la sudoración.

El golpe de calor se produce cuando nuestro perro absorbe o conserva mas calor del que puede llegar a expulsar. La temperatura en la que podíamos estar hablando de un golpe de calor son los 41-42 grados, a partir de ahí las consecuencias pueden ser fatales en cosa de 10-15 minutos.

Causas

Los peros como en casi todo, depende de nosotros y en lo referente al golpe calor no iba a ser menos.

Las principales causas de este trastorno son de factor humano:

  • Dejar al perro encerrado en el coche
  • Dejar al perro atado durante mucho tiempo en un lugar sin sombra
  • Sacar al perro de paseo con temperaturas muy elevadas

Síntomas de un golpe de calor en perros

  • Aumento de la frecuencia cardíaca y un jadeo excesivo y nervioso.
  • Falta de fuerzas para andar, pudiendo incluso desmayarse.
  • Las encías van cogiendo un tono azulado por la falta de oxigenación en sangre.

Actuación frente a un golpe de calor

bulldog golpe de calor

Si tenemos un veterinario cerca, no hay que dudar y llevarlo inmediatamente a que le trate.

Si no corremos esa suerte, nuestra actuación puede salvarle la vida.

Primero intenta poner a tu perro en un lugar sombrío y lo mas fresco posible, ponle agua no muy fría y no le obligues a beber mucho.

Refresca su cuerpo con agua fresca, no fría, continuamente con la mano o con ayuda de un trapo sin cubrirle con ello, podría ser contraproducente.
si vemos que la situación no mejora, báñalo muy despacio para que la diferencia de temperatura no le afecte negativamente.

Si la situación sigue empeorando haz lo que puedas con los instrumentos que se te ocurran o intenta llegar al veterinario lo mas rápido posible con un taxi o cualquier medio que se te ocurra.

Si su temperatura baja y le ves estable, visita también al veterinario para que le inspeccione y revise si tiene algún daño interno a causa del golpe de calor.

Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies, haces clic en "Aceptar" o sigues navegando estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar