Capitán: El perro que veló la tumba de su dueño duran 11 años

Facebooktwittermail

Capitán: El perro que veló la tumba de su dueño durante 11 años

perro-capitan

La frase: “el perro es el mejor amigo del hombre” tiene su máximo exponente en Capitán, un perro que visitó la tumba de su difunto dueño Miguel Guzmán durante 11 años.
Cada día, sobre las 6 de la tarde, Capitán acudía al cementerio municipal de Villa Carlos Paz, en la provincia de Córdoba (Argentina) y se acostaba en la tumba de su dueño.
Este es otro ejemplo más de que los perros tienen memoria y de que la utilizan muchas veces mas de lo que nosotros los humanos nos pensamos.

A día de hoy nadie sabe como Capitán llegó hasta el cementerio y supo cual era la tumba de su dueño. 
La familia asegura que a los pocos días de la muerte de Miguel Capitán desapareció y no lo volvieron a ver hasta que, a los 6 meses, en una visita al cementerio, se lo encontraron en la tumba. A partir de ahí, se quedo a vivir en el cementerio y día tras día realizaba el ritual de acostarse en la tumba de Miguel.

“Yo estaba fuera con mi puesto de flores. Me creía que venía escapando de la pirotecnia, pero no. Buscaba refugio. Empezó un día a olfatear, ir y venir… y después vino la dueña y le dije: ‘¿es tu perro? Seguro que le viene buscando a Miguel, me contestó”, declaró la florista a Teleocho Córdoba sobre Capitán, en 2007.

Héctor Baccega, director del Cementerio municipal , asegura: “El perro apareció acá solo y dio vueltas por todo el cementerio, hasta que llegó también solo a la tumba de su dueño. No lo llevó nadie hasta ahí. Y eso no es todo: cada día, a las seis de la tarde, va y se acuesta frente a esa tumba.
Capitán recorre el cementerio conmigo todos los días. Pero cuando llega esa hora se va para el fondo, donde está la tumba de su amo.
Este perro nos da una lección. Creo que los humanos tendríamos que apreciar más los recuerdos de los que se nos van. Los animales nos enseñan tanta fidelidad”.  

Capitán sufría insuficiencia renal y un problema de caderas, la Fundación Proteccionista de Animales cuidaba de el y le suministraba medicamentos hasta que Capitán estaba demasiado débil y murió el 18 de Noviembre de 2018 en los baños del cementerio a la edad de 16 años.

Varias asociaciones pidieron que Capitán sea enterrado con su dueño, pero por problemas legales no pudo ser. Sin embargo, le han rendido homenaje en las puertas del cementerio con una escultura en su honor.

escultura-capitan

Una bonita historia a la que nadie todavía ha logrado darle explicación, solo sabemos que Capitán era, seguramente, el más fiel amigo que Miguel Guzmán que tuvo en su vida.

Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies, haces clic en "Aceptar" o sigues navegando estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar